por Marisol Oviaño


Una vez más,
hay que volver a reinventar la rueda
pensar
estudiar
echar cuentas
tener paciencia para no desesperar.

En la era de la inmediatez,
el secreto sigue siendo el mismo de siempre:
aceptar que las cosas pasarán cuando tengan que pasar.
Y que lo único que puedes hacer es  prepararte
cada día
para ese momento.

La ola llegará cuando tenga que llegar,
tú solo tienes que estar listo para surfearla.
Pero nadie nos dice
lo importante que es tener sangre fría.