por mujerabasedebien
Publicado originalmente: 23 nov 08
Fotografía en contexto original: jardinesverticales


Me agrada su compañía porque es un hombre sabio.
La mayoría de la gente le toma por un loco, y él lo sabe.
La última vez que nos vimos, me confesó que sólo se atreve a hablar de determinadas cosas conmigo.

Entre sus amantes, debo ser la única que le escucha después del inmenso placer, la única que no le interrumpe mientras habla y habla y habla para aliviar la carga de su dolorosa lucidez, la única que recoge cada palabra para sembrarla allá donde haga falta.

Él vive hacia adentro, yo soy todo exterior.
Cuando llamo a su puerta,
sé que al fin podré callarme.