por hijadecristalero
Publicado originalmente: 18 novi 2009
Fotografía en contexto original: razónyfuerza


En la caja del super, tres personas.
La cajera, colombiana.
Una servidora, española.
Y un tiarrón con cara de pocos amigos que aguarda a que yo acabe de pagar.

Es europeo, y lleva ropas tan baratas como las nuestras. Igualmente podría ser español, que alemán o rumano, su envergadura es el único rango distintivo que permite catalogarlo de alguna manera. Hasta que abre la boca para dejar salir un inequívoco acento de país del Este.

– ¿Tú sabes cómo acaba con crisis?

Yo ya estaba metiendo mis barras de pan y mi botella de whisky en la bolsa.

– ¿Qué?- hemos dicho la cajera y yo la vez
– ¿Tú sabes cómo acaba con crisis?- ha repetido.
Y antes de que pudiéramos responder, ha puesto un tetrabrik de vino sobre la cinta de la caja.
– 58 céntimos. Así acaba crisis. No quiero bolsa.

La cajera no ha contestado nada, ha pasado el tetrabrik por el código de barras y en la pantalla ha surgido, verde y redentor, el número 0.58. El hombre ha pagado con el dinero justo y, antes de marcharse, ha vuelto a hablarnos.

– Así acaba crisis. Pero dura poco.

Quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra.